Breaking News
recent

CHAT KPOP

CONOCE LA TEMIBLE LEYENDA DEL GWISHIN EN EL BAÑO


Los fantasmas coreanos o gwishin (귀신) son almas de personas fallecidas que fueron incapaces de ir “al más allá”. Aquellos que están llenos de un dolor profundo o de resentimiento, a veces víctimas de circunstancias injustas, que no pueden dejar este mundo hasta que sus almas reciban descanso.

El gwishin más famoso es probablemente el cheonyeo gwishin (처녀귀신), el fantasma femenino virgen. Habiendo nacido mujer en una Corea tradicional, sufriendo dificultades y recibiendo enseñanzas sobre cómo las mejores virtudes eran servir a su padre, su marido y su hijo, al morir una cheonyeo sin haber cumplido su objetivo de vida, nada tiene significado. Es imposible que su alma se vaya de este mundo.

También en verano se producen muchos accidentes de ahogamiento… ¿o es cosa de ellos?  Los Mul gwishin (물귀신) son fantasmas de agua, almas solitarias de aquellos que murieron ahogados. No les gusta estar solos en el agua fría, así que agarran a aquel que nade cerca de ellos y le arrastran a las profundidades.

Otro gwishin popular es la Gumiho (구미호), la zorra de 9 colas de la que ya os hablamos. Gumiho tiene 1000 años y espera, si se comporta bien, subir a los cielos para colocarse en el palacio del Gran Emperador de Jade, que gobierna el cielo. Las gumihos son conocidas por disfrazarse de bellas mujeres en el mundo humano y engatusar a los hombres.
A pesar de que en la leyenda original de la que hablamos se centran en una perspectiva negativa de la gumiho, narrando historias de cómo se alimenta de hígados de personas para convertirse en humana, lo cierto es que hay interpretaciones más “románticas” que cuentan que si una gumiho se enamora y se casa con un hombre y consigue vivir 100 días sin ser atrapada, se convertirá en Cuando los estudiantes se quedan tarde estudiando, los institutos no necesariamente tienen que estar bien iluminados. Hay pasillos oscuros, clases vacías y llenas de objetos extraños, sótanos… Además, desafortunadamente, los institutos con una larga historia cuentan con estudiantes que se han suicidado allí. Historias de almas dolientes vagando en la oscuridad existen en cada escuela, todas diferentes, pero siempre con algo en común. Esas historias han sido el tema principal de muchas películas de terror coreanas, que incluyen siempre a la gwishin de pelo largo y, en este caso, vestida con el uniforme escolar.

Con unos toques más modernos tenemos al Jayuro gwishin (자유로 귀신), que cuenta con muchos ‘testigos’. Jayuro es el nombre del tramo de autopista que une Goyang con Payu, situado al norte de Seúl. Esa carretera se sitúa paralela al río Han y es famosa por estar frecuentemente cubierta de niebla, lo que da lugar a muchos accidentes de tráfico.


Pero algunos culpan de los accidentes a algo menos “normal”. Muchos de los que conducen por la autopista han mencionado haber visto a una persona de pie, junto a la carretera, una joven angustiada y con gafas de sol… aunque si la miran más de cerca, no son gafas de sol: sus ojos han sido arrancados y sólo quedan las cuencas. Más “cercano” es el gwishin del baño. Sí, has leido bien, del baño. ¿Alguna vez has visto un baño antiguo o una letrina? En Corea, como aquí, eran muy comunes hace unas décadas, eran pequeñas y estaban situadas lejos de la casa, en la oscuridad. Era el sitio perfecto para que surgieran los fantasmas.

Incluso en la actualidad hay historias sobre fantasmas que aparecen en los baños, especialmente en los de las escuelas (por supuesto) y las oficinas, donde estudiantes y empleados trabajan hasta tarde y donde los techos son lo suficientemente altos para que un gwishin se cuelgue y juegue con tu pelo.

Leyenda urbana sobre un taxista que recogió a una joven en un día lluvioso cerca de Jayuro. Tras introducir en el GPS la dirección que le indicaba llegaron a un área remota. Cuando miró a través del espejo retrovisor y le preguntó a la pasajera por direcciones más detalladas, descubrió que ella ya no estaba allí. Sorprendido paró el coche, justo delante del cementerio. Su pasajero había llegado a casa.
En Corea se cuenta que había una vez una maestra muy hermosa pero muy amargada con sus estudiantes. En su clase, había un chico que estaba perdidamente enamorado de ella.

La maestra era consiente del sentimiento del chico y rompió su corazón mientras lo humillaba por sus bajas calificaciones. El pobre muchacho no aguanto más y se suicido. A la maestra no le importo lo que sucedió y con una pluma roja tachó el nombre del estudiante.

Un día, la maestra tuvo que quedarse trabajando hasta tarde. Cuando salió del salón, se encontró a un estudiante de espaldas en el pasillo. Le pareció extraño que un estudiante estuviera allí a esa hora, así que lo llamo. Cuando la maestra lo vio, se desmayó al ver que la cara del chico tenia una cortada roja en la cara, muy similar al tachón que había hecho sobre el nombre del estudiante.

Esta historia es muy popular pues en Corea, se escribe con tinta de color rojo el nombre de las personas muertas en los documentos. Por lo tanto, se considera de mala suerte que escribas tu propio nombre con tinta roja. ¡Que miedo!

Otra muy conocida aya es Esta…
Se decía que si una persona permanecía en la noche dentro de un baño, al cual estaba restringido el acceso por parte de los trabajadores; un fantasma aparecería y quien lo viera moriría instantáneamente. Todo el mundo tenia miedo y nadie usaba ese baño, ni siquiera se acercaban a este, fuese de noche o se día.

Un día una nueva maestra de otra ciudad había conseguido empleo en la escuela. Al poco tiempo de trabajar allí, la maestra, que no conocía la historia, había escuchado a los estudiantes hablar sobre un fantasma.

La maestra sorprendió a unos estudiantes hablando del baño prohibido y ella, que no creía en fantasmas, le pareció una ridiculez. Al escuchar el relato completo, la maestra le dijo a los trabajadores y estudiantes que ella pasaría la noche entera en el baño prohibido. La gente se asusto al escuchar esto, pero a pesar de ello la dejaron hacerlo pues la valiente maestra probaría de una vez por todas si la leyenda era real o no.

Al día siguiente, los estudiantes vieron a la maestra regresar sana y salva. Confundidos, le preguntaron a la maestra lo que había ocurrido durante la noche. La maestra solo sonrió victoriosa y les dijo que estuvo despierta toda la noche oyendo música en su walkman y bailando viendo su imagen en el espejo que había en el baño.

En eso, alguien la interrumpió, diciéndole: “Pero maestra, en ese baño no hay ningún espejo…”



Fuente: Doramastv
generacion kpop

generacion kpop

2 comentarios:

  1. No entendí , que paso en la última historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supuestamente la maestra se la paso "normal" en el baño escuchando musica y bailando mirando su reflejo en el espejo pero en ese baño no habia ningún espejo a lo q entiendo yo es que la profesora a quien vio era al fantasma

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.